viernes, 19 de julio de 2013

Jornada de integración en el Centro de Día “Mi Casita

Recibieron a los alumnos de Casa Verde

Cantos, bailes, pintadas y una gran chocolatada formaron parte de un encuentro organizado por Mi Casita. “Se cumplió uno de los objetivos generales de nuestro proyecto que tiene que ver con promover el involucramiento de los actores sociales y de la instituciones de Villa”, aseguró María José Lara, coordinadora del Centro de Día.

El miércoles 19 de junio  el Centro de Día “Mi Casita” realizó una jornada de integración recibiendo a chicos su para “Casa Verde” cuyo eje central fue la conmemoración del Día de la Bandera. La actividad se extendió desde las 13.30 a las 15.30 y en su transcurso se organizaron diversas actividades lúdicas, entre ellas la pintada de una enorme bandera argentina sobre el asfalto, por tal motivo el tránsito estuvo cortado mientras se desarrolló el encuentro. El final fue con una gran merienda donde abundaron las tortas caseras, las facturas y el chocolate caliente.

“Se cumplió uno de los objetivos generales de nuestro proyecto que tiene que ver con promover el involucramiento de los actores sociales y de la instituciones de Villa”, destacó María José Lara, coordinadora del Centro de Día “Mi Casita”. Con ese propósito invitaron al Centro de Día Casa Verde con el que desarrollaron diversas actividades “con lo que trabajamos vínculos y comunicación que son las bases del proyecto nuestro que hoy extendimos a un contexto más social a través de instituciones”, agregó la psicóloga social. Entre las actividades conjuntas se contaron coreografías musicales y la mencionada pintura pavimental.

Asimismo Lara destacó la integración entre estos dos grupos que sufren por igual diversos tipos de exclusión, ya sea por discapacidad en algunos casos o por vivir en sectores periféricos. “Muchos de los chicos que asisten con nosotros podemos decir que vivencian una discriminación social que tiene que ver con vivir en barrios marginados, alejados; muchas veces no los incluyen en proyectos como este”, explicó. En ese sentido remarcó la importancia de la actividad conjunta con Casa Verde “como profesionales que trabajamos con las mismas problemáticas sociales” y que apuntan a potenciar el trabajo en red.


Mi Casita trabaja con alumnos de escuelas primarias que son derivados a esta institución por considerarse que están en riesgo social, allí se los contiene y acompaña para que mejoren su rendimiento escolar y su sociabilización. Actualmente tiene 50 solicitudes de inscripción en lista de espera. “No podemos ingresar a esos niños y niñas porque no tenemos personal y el equipo suficiente para sostener ese grupo. Quizás las instalaciones si, pero hacemos un trabajo altamente personalizado en donde se necesitan muchos profesionales para atender a tantos chicos”, puntualizó Lara. Ante esta carencia planteó la posibilidad de trabajar en conjunto con otras instituciones “para que estos chicos tengan un espacio así”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario