jueves, 26 de agosto de 2010

El Rosedal por la Vida

Dejo por un momento la información sobre el conflicto de Paraná Metal para dedicarle el justo lugar y tiempo a la conmemoración de los 10 años del Rosedal Por la Vida. Me une a este espacio un especial sentimiento, no solo por su significado sino porque su nombre fue tomado de una entrevista que le realicé a las madres fundadoras del proyecto. Así lo nombre para presentarlas, les gustó y quedó definitivamente bautizado como tal.
A continuación reproduzco la nota que escribí para DIARIO EL SUR y que fue publicada el pasado martes 24.

El Rosedal por la vida cumplió su primera década

10 años de plantar conciencia y sumar rosas en la lucha por la vida

Los Padres del Rosedal cumplieron con el ritual de renovar y reemplazar rosales. Un numeroso grupo de vecinos acompañó la tarea. Sin su emblemático angelito, robado por tercera vez, el altar a la memoria de los jóvenes muertos en accidentes de tránsito sigue mostrándose como un sitio de reflexión que clama por la vida.

El Rosedal por la Vida cumplió el 20 de agosto 10 años de existencia. Nacido como un recuerdo de jóvenes muertos en accidentes de tránsito hoy este altar de la memoria se convirtió en un símbolo de la ciudad y en un lugar de reflexión y hasta de oración. Cada rosal representa una ausencia y lamentablemente en esta década son demasiados los que debieron plantarse en ese rincón de la plaza Belgrano (San Martín entre Santiago del Estero y Catamarca). Debido a la crítica situación social planteada por el conflicto de Paraná Metal los padres del Rosedal decidieron adherir a la lucha de los trabajadores y por tal motivo suspendieron el acto conmemorativo previsto para el pasado viernes.

De todas maneras se concretó un encuentro de los familiares para la tradicional renovación de rosales que se realiza cada 20 de agosto, ya que algunos son dañados por el clima y otros son sustraídos. Aunque sea incompresible existan quienes se apropian de esos retazos del alma de aquellos que murieron trágicamente y que habitan en cada rosal. También las esculturas del lugar sufrieron varias roturas y robos, por tal motivo los padres del Rosedal comunicaron que no volverán a restituir al angelito que se ubicaba en el centro ya que fue robado por tercera vez. Esa figura simbolizaba a los jóvenes desaparecidos y al dejar ese sitio vacío esperan que toda la comunidad tome conciencia del profundo daño causado a quienes añoran a sus seres queridos.

Un sueño, un símbolo
Cuando a principios del año 2000 dos jóvenes de nuestra ciudad, amigas y compañeras de estudios en la escuela Mater Dei, murieron en un accidente de tránsito sus madres decidieron cumplir uno de los deseos que ambas tenían en vida: crear un rosedal en Villa. A estas madres se fueron sumando familiares de otras víctimas de siniestros similares. Así en agosto de aquel año nació a la comunidad el Rosedal por la Vida, no ya como un simple lugar recreativo sino como un símbolo destinado a crear conciencia y un lugar para recordar a tantos jóvenes muertos en la plenitud de su existencia. Ocho años más tarde fue declarado por el Concejo Municipal como “Monumento o Lugar Natural Municipal”.

Conciencia por la vida
Este viernes, junto a una importante cantidad de allegados al Rosedal, las autoridades también participaron de la sencilla y a la vez sentida ceremonia de reponer los rosales. Así el intendente Horacio Vaquié y el presidente del Concejo Municipal, Germán Giacomino, no dudaron en tomar la pala y unirse al trabajo. Por su parte la concejal Carla Bertero y la Secretaria de Gobierno, Gabriela Chiariotti acompañaron a las madres, en tanto el edil Oscar Bardey, quien se recupera de un problema de salud, envío su adhesión.

Cabe acotar que la labor de los padres del Rosedal, unidos en una asociación civil,  no se limita al mantenimiento de ese lugar sino que colaboran permanentemente en campañas de concientización y de educación. También por iniciativa de ellos fue instaurado el 14 de marzo como “Día de la Seguridad Vial” en Villa Constitución. Por eso lamentan los daños que se causan en ese sitio tan profundamente arraigado en sus sentimientos. Pese a ello, siguen luchando por la vida, con la fuerza y la pasión que les brinda un jardín de rosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario