martes, 3 de agosto de 2010

Un sabroso pasado para el rubro gastronómico

Con motivo de la conmemoración del Día del Trabajador Gastronómico escribí la siguiente nota para Diario El Sur:
El 2 de agosto se convirtió,  a partir de 1948, en la fecha conmemorativa del Día del Trabajador Gastronómico. En esa ocasión se constituyó la Federación Obrera Argentina de la Industria Hotelera (FOAIH). Entidad que “agrupa a todos los gremios de las ramas hotelera y gastronómica que se habían constituido en todo el territorio nacional a lo largo de más de 40 años”, explica en su sitio web la Asociación de Patrocinadores del Turismo, la Hotelería y la Gastronomía de la República Argentina.

Y aunque hoy la actualidad no lo revele Villa Constitución tuvo en sus inicios un movimiento hotelero y gastronómico de importancia. En su libro “Radiografía de Villa Constitución en tres placas”, Santiago Lischetti recuerda que en 1890 “apenas inaugurada la estación de pasajeros, “nacen el Hotel Inglés, sobre calle Dorrego a sólo dos cuadras y media de la estación, y el Hotel Londres cercano a nuestra plaza central” (Irigoyen casi Rivadavia). En ambos se albergaban “numerosos empleados del ferrocarril”.

En tanto en su cuadernillo “Villa Constitución, Anecdótica y Pintoresca” (Libro 1º), el mismo autor señala que también a principios de siglo pasado “en 9 de Julio y Saavedra, don Antonio Capozzio instala  Fonda y Hospedaje”. Más adelante agrega que “de igual manera, frente a la estación de pasajeros está la ‘Fonda y Posada’ del Sr. López” y “sobre calle Bolívar (…) funciona la ‘Fonda y Alojamiento’ del Sr. Fernando Suárez”.

También en el mismo cuadernillo pero en otro capítulo Lischetti reproduce la invitación a una despedida de soltero realizada en nuestra ciudad que vale la pena citar por lo ejemplificadora: “Hotal Aragonés” – Banquete despedida de la vida de soltero de Juan Rimoldi. Menú: A realizarse el día 19 de mayo de 1922 a las 20.30 horas. FIAMBRES: Mayonesa de pollo y de langostinos. SOPAS: Cabello de ángel. Ravioles. ENTRADA: Filet de pejerrey, gallina rellena, Ensaladas. POSTRES: Mil hojas. Frutas surtidas. VINOS: Chianti, Rioja, Trapiche, Champagne, Sidra. Cigarro Partagás”.

Más cercanos en el tiempo vale la pena recordar como lugares para la cita gastronómica (ya sea por la calidad de sus menús como por el cálido ambiente) a sitios que marcaron la historia de toda una generación. Entre ellos el Grand Prix (primero en la esquina de 14 de Febrero y Milich (hoy Autocrédito) y luego en San Martín al 1200 (dónde actualmente se encuentra la Galería España). Más humildes pero no menos famosos eran el Círculo Italiano, cita obligada al salir del cine Coliseo; El Colonial (más tarde La Vieja Casona) o Rol Mari (también conocido como “El Quincho”), esto últimos para los amantes de las pizzas.
(En la foto una manifestación obrera pasa frente a Rol Mari -San Martín y Entre Ríos- en los tiempos del Villazo - 1974)

Obviamente todos tendrán nombres para recordar (Hotel Italia, Bar El Internacional, Confitería de Sala y Vidal, y muchos más), dependerá, por supuesto de la edad, las experiencia y los gustos de cada uno. Bien se ha dicho que sobre estos últimos “no hay nada escrito”. A todos los gastronómicos, gracias por tan sabrosos momentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario