miércoles, 22 de septiembre de 2010

Petitorio a la presidente


El siguiente es el petitorio que se le entregara al Secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli, dirigido a la presidente Cristina Fernández de Kirchner, planteándole la situación de Paraná Metal


Nos dirigimos a Ud. para explicarle la razón por la cual los trabajadores de Paraná Metal estamos desde hace dos semanas manifestando nuestro reclamo con un corte de autopista en el acceso a Villa Constitución. Tenemos clara conciencia de las implicancias de esta medida pero hace dos años que estamos atravesando una crítica situación laboral que nos sume en la incertidumbre y la desesperación. Pese al esfuerzo realizado por el gobierno nacional, que apreciamos, valoramos y agradecemos, la situación lejos de solucionarse se agrava día a día.

Dijimos una y otra vez: “los trabajadores no queremos estar en la ruta, queremos estar en nuestro trabajo”. Pero ocurre que ese trabajo hoy no lo tenemos; el tiempo pasa y las consecuencias de no percibir nuestros salarios y ni siquiera saber si en el futuro tendremos aún nuestra fuente laboral, nos daña profundamente. Entenderá Ud. las consecuencias que tiene esta realidad en nuestra vida cotidiana y familiar. Por ello apelamos a vuestra sensibilidad para trasmitirles este reclamo y a la vez para que le llegue claramente nuestro mensaje. La medida que adoptamos no es “en contra de” sino a favor de nuestra fuente de trabajo, de la producción nacional y de los trabajadores en su conjunto.

Por tal motivo nos permitimos recordar datos esenciales sobre Paraná Metal. Esta es una empresa que produce autopartes de fundición Gris y Nodular, única en tamaño en la Argentina y la tercera en Sudamérica, la cual destina un 90% de su producción al mercado brasilero, para las terminales de automóviles que están allí instaladas. Se produce Campanas de Freno (autos y camiones), Discos de Freno, Mazas de Ruedas (camiones), Soportes de ruedas (camionetas), Blocks de Motor (autos), etc. 

El 11 de Diciembre de 2008 la empresa entró en Convocatoria de Acreedores y desde el 16 de diciembre mantuvo cerrada la planta por el lapso de 45 días por la falta de producción debido a la Crisis Financiera Mundial, dos elementos que dejaron a Paraná Metal fuera de mercado. Hasta el momento del cierre se producía 3600 Tn. por mes de piezas en bruto puesto que luego la terminal automotriz manda a maquinar para instalar las piezas en los vehículos, aclarando que estaba trabajando al 100% de la capacidad instalada, La empresa reanudó sus actividades el 30 de Enero de 2009 con una producción de 1400 Tn. pero con un promedio anual que no sobrepasó las 950 Tn. mensuales durante el citado año. 

La compañía contaba al momento del cierre con 1200 personas entre efectivos y contratistas. Al día de hoy la firma cuenta con aproximadamente 900 personas puesto que implementó una serie de retiros voluntarios y planes de jubilación. También cuenta con ayuda del Estado Nacional con el aporte de los RE.PRO. que tienen fecha de finalización en Diciembre de 2010, con la posibilidad de que renueve por 12 meses más. 

Hacia mediados del mes de mayo la empresa Ford, principal cliente de Paraná Metal, retira su pedido de Blocks por el lapso de 90 días para pasar a comprar a una empresa brasilera. Empieza allí una etapa incierta puesto que de los dos blocks que se producían uno tenía subsidio del estado brasilero pero dejó de percibirlo por lo que la decisión de Ford Brasil es de no fabricarlo más e importa desde Sudáfrica el otro modelo de block. 

Además Ford tomó la decisión de mutar hacia el block de Aluminio, con lo que dejaría afuera a Paraná Metal, puesto que esto requeriría de una inversión de dinero y lo que se contrapone es que es la única terminal que está planteando ese tipo de material, todo eso hacia fines de 2011 principio de 2012. La planta necesita de una inversión que rondaría los U$s 20.000.000, dentro de estas inversiones podría estar la decisión de adquirir equipamiento para la producción de piezas de aluminio si el mercado gira hacia ese rumbo, aunque esto no sería posible de persistir este nivel y tipo de producción. 

Hoy Paraná Metal está paralizada ya que la empresa Inversora M&S, dueña del paquete accionario desde diciembre de 2009, insiste en una reducción de personal para seguir operando dado los niveles de producción. Por lo cual nosotros aseguramos que el problema no es el exceso de personal sino la falta de producción. Producción que se conseguiría si las terminales automotrices de la Argentina compraran nuestros productos. Hablamos de potenciales clientes tales como Fiat, Volkswagen, General Motor, etc. empresas que ya adquirían productos de Paraná Metal pero por desconfianza dejaron de hacerlo una vez desatada la crisis tanto internacional como interna de la empresa. Además de ser también acreedoras dentro del concurso. Todo ello llevó a que al momento de la paralización de la planta, en agosto, se estuviera produciendo 600 Tn. por mes. 

En definitiva para mantener nuestra fuente de trabajo, para que la región no sufra más pérdidas económicas producto de esta crisis, necesitamos la urgente decisión política de acompañar esta autopartista apuntando a que las terminales compren su producción. Apelamos a esa decisión que deberá ser aún más comprometida si el grupo inversor se retira y la planta la deban explotar los trabajadores a través de una cooperativa. 


Sra. Presidente, confiamos en Ud. y estamos convencidos que sabrá entender los motivos de nuestra lucha y en base a ello tomará las decisiones necesarias para que nuestro país no pierda una importante fuente de recursos y de trabajo como es Paraná Metal. Desde ya agradecemos vuestro tiempo y atención. 


Un respetuoso saludo de los metalúrgicos de Villa Constitución. 



Unión Obrera Metalúrgica 

Seccional Villa Constitución

No hay comentarios:

Publicar un comentario