viernes, 4 de marzo de 2011

Adiós al amigo...

Con el dolor de la despedida a un amigo y con la sensación que le debía más horas de charla y encuentros, esta es la nota que escribí para DIARIO EL SUR sobre la muerte de Luis Capriotti y que se publicó este viernes.

DEJÓ UNA IMPORTANTE OBRA ARTÍSTICA Y PERIODÍSTICA 

Falleció Luis Capriotti, una de las figuras 

culturales más importantes de la ciudad 



Dramaturgo, actor, periodista, escritor y docente son algunas de las facetas de quien dejó su impronta en la cultura villense. Como funcionario político generó gran cantidad de espacios para la expresión de los artistas locales. Fue creador de la Feria del Libro y de otras propuestas similares. Murió como consecuencia de una aneurisma abdominal el martes a las 18. 


El martes por la tarde falleció en su casa de Acevedo y Colón Luis Capriotti como consecuencia de la rotura de una aneurisma en la zona abdominal. El inesperado deceso ocurrió aproximadamente a las 18 en momentos en que tomaba el té. La muerte de quien fue una de las figuras culturales más importantes de la ciudad llenó de consternación y estupor a la comunidad y, en especial, a los dos ambientes donde había cosechado la mayor cantidad de amigos, el artístico y el de los medios de comunicación. 

Por expreso pedido realizado en vida, el velatorio fue corto y se realizó en su propio domicilio entre las 8 y las 11 del miércoles. Posteriormente su cuerpo fue cremado en Rosario y sus cenizas regresarán a Villa para ser esparcidas en la plazoleta ubicada a metros de la que fuera su morada, en la bajada al Puerto de Cabotaje. 

Antes de trasladar a Rosario el cuerpo del reconocido artista de 65 años de edad, el cortejo fúnebre se dirigió al Concejo Municipal donde se estaba realizando el acto de apertura de un nuevo período de sesiones ordinarias. Allí se detuvo unos minutos mientras autoridades, público y el cuerpo de concejales en pleno salía a la vereda para tributarle el último adiós con un cerrado aplauso. Si bien Capriotti fue concejal durante los años 1999 a 2001, la decisión de llevarlo a ese lugar fue porque antes de ubicarse el legislativo local, en ese sitio funcionó el Centro Cultural que lo tuvo como gran impulsor y donde el actor pasó una de las etapas más activas y felices de su vida. 

Un personaje a su propia medida 

Capriotti fue un personaje polifacético, talentoso, lector omnívoro y una permanente usina de ideas. Nació en Villa Constitución el 9 de enero de 1946, y fue bautizado como Luis Pascual, su segundo nombre coincidía con el de su padre. En 1962 se graduó como maestro en la Escuela Normal y ejerció su profesión en colegios de nuestra ciudad. Más tarde se radicó en Capital Federal donde en 1974 obtuvo el título de Profesor de Teatro en el Conservatorio Nacional. Se perfeccionó luego en Londres con Lindsay Kemp y regresó a la Argentina, pasó a integrar el elenco estable del Teatro Municipal General San Martín y del Cervantes, ambos en Buenos Aires. 

En 1982 volvió a Villa Constitución y al poco tiempo fue designado Director de la Escuela Municipal de Teatro de San Nicolás hasta 1988. De allí pasó a ocupar el área de Cultura de la Municipalidad local en la gestión de Jorge Malugani. Entre sus logros se hallan: Primer Encuentro Nacional de Teatro Callejero, Feria Regional del Libro, Salón del Poema Ilustrado, Antología de poetas y narradores villenses, Expo Chicos, Reina de Corazones (muestra de artistas plásticos locales con obras basadas en naipes), impulsó al Salón Anual de Artes Plásticas (se mantuvo desde 1977 al 2000). Después de varios avatares y de que el Ejecutivo decidiera bajar la categoría de Cultura de Secretaría a Dirección, Capriotti renunció a su cargo en 1997, aunque volvió por un fugaz período a fines de 1998 hasta asumir como concejal en 1999. 


Una obra invaluable 

Como autor teatral produjo, entre otras, “Ojeras”, estrenada en 1985 en el Teatro Planeta de la Capital Federal y “Graffitti” que obtuvo en 1988 el Primer Premio Nacional de Teatro. También reflejó la vida del primer gran payaso de la Argentina, Frank Brown, con “Frankie, chocolatín y voltereta”. 

Su labor periodística, tanto gráfica, radial y televisiva, evidenció siempre un gran nivel de calidad y adhesión popular. En 1988 recibió el Premio Prensario al mejor programa de televisión por cable del interior de país por su producción “Viejos son los trapos”, correspondiente a su ciclo “Todo es arte”. Otros programas de televisión exitosos fueron “La ciudad Oculta”, “Aquí a la Vuelta”, “Los chicos de aquí”, “Lo mejor de casa casa”; en tanto en radio se recuerdan especialmente “Un pedazo de tarde” y “Llamelo X”. También escribió cuentos, poemas y relatos, muchos publicados en la prensa local. 

Luego de un cierto ostracismo motivado por lo que él entendía como una falta de reconocimiento a todo lo que hizo por la ciudad, salió de su aislamiento para volver a su gran pasión: el teatro. Así en 2009 presentó un homenaje a Mario Benedetti en la Sala San Martín y retornó a la misma casa al año siguiente para ofrecer, como director y guionista, “Regreso a Comala”. 

En enero de este año le fue amputada su pierna izquierda a raíz de un infección, pese a ello accedió al pedido del actor nicoleño Alfredo “Colo” Pascale para que le escribiera una obra de títeres destinada a presentarla en un encuentro internacional en Africa. Así nació “Cíngara y el pastor”, la última de sus producciones. Actualmente de gira por Venezuela y enterado de la partida de Capriotti, Pascale expresó: “Voy a levantar un títere en su honor”.


3 comentarios:

  1. Muy buena nota, merecido reconocimiento a un gran artista.

    ResponderEliminar
  2. Linda la nota. Recibì con inmenso dolor la noticia de su fallecimiento ya que tuve la suerte de ser su compañera de trabajo en el Canal 4 de esa ciudad.Ademàs, sus cenizas seràn esparcidas en la plazoleta que solìa llevar el nombre de mi abuelo, otro gran olvidado en Villa, el Sr Juan E.Milich. Cristina

    ResponderEliminar
  3. Linda la nota. Recibì con inmenso dolor la noticia de su fallecimiento ya que tuve la suerte de ser su compañera de trabajo en el Canal 4 de esa ciudad.Ademàs, sus cenizas seràn esparcidas en la plazoleta que solìa llevar el nombre de mi abuelo, otro gran olvidado en Villa, el Dr. Juan E.Milich. Cristina
    5 de marzo de 2011 06

    ResponderEliminar