viernes, 6 de enero de 2012

Cruel matanza de perros (Diario EL SUR)

Una veintena de ejemplares aparecieron muertos ayer
Envenenamiento masivo de perros causa 
espanto en dos barrios de la ciudad
Vecinos de San Lorenzo y Santa Mónica se encontraron con el horror en las puertas de sus casas. La escena se repetía en la calle: perros muriendo entre vómitos y convulsiones. Los veterinarios no tienen dudas que fue una matanza dirigida para la cual se utilizó un tipo de agroquímico que se colocó en bolos de comida. Hay temor por el efecto en las personas.

La muerte de una veintena de perros por envenenamiento causó horror y alarma en los barrios San Lorenzo y Santa Mónica cuando ayer por la mañana los habitantes del lugar se encontraron con el tendal de ejemplares muertos en las calles. Según los veterinarios que asistieron al lugar el panorama era “espantoso” y la matanza fue considerada intencional ya que el veneno se colocó en comida que les fue arrojada a los animales. El envenenamiento sería producido por una sustancia de tipo fosforada utilizada habitualmente en los agroquímicos.

“Esto es obra de un asesino”, expresó la veterinaria Nora Lis Colle quien además señaló que la potencia del veneno puede ser fatal también para los seres humanos. Esta situación provocó una verdadera psicosis en estos vecindarios ante el temor que los niños sufran el mismo destino que los infortunados canes. “Estábamos en la reunión de la comisión de control de la Casa de las Mascotas con el doctor (Rodolfo) Ramallo y cuando llegó una denuncia de los vecinos avisando que había varios perros muertos en la zona de los barrios San Lorenzo y Santa Mónica”, relató Colle.

Cuando arribaron a la zona de Echagüe y María Perrissol “nos encontramos con un panorama espantoso, con varios perritos muertos y el cuadro clínico que presentaban era un envenenamiento por agroquímico, estimamos que es un órgano fosforado”, explicó conmovida. “En barrio San Lorenzo vimos más de 12 perros muertos y en Santa Mónica ya habían levantado unos 8 cadáveres”. “Tenían un claro signo de envenenamiento provocado por alguien, no es accidental porque son muchos los animales afectados”, señaló Rodolfo Ramallo.

Peligro latente
Por su parte Colle no descartó que “aparezca algún caso más por eso se alertó a la población para que no dejen los perros en la calle, que los mantengan encerrados y que ante el menor síntoma los hagan atender con un veterinario aunque el cuadro es bastante terminal porque el veneno actúa muy rápido, es de tipo convulsivo, neurológico, con hiper coagulación, se orina y se defecan”.  Advirtió que “es un veneno que puede tener el mismo efecto en las personas, tiene una dosis letal muy baja, con una concentración muy chiquita se mata a un perro de 15 kilos”.

Ramallo coincidió en que el veneno sería “de acuerdo a la sintomatología, aparentemente es un fosforado”  aunque aclaró que “no se pueden realizar los análisis porque son muy costosos”. A la vez descartó que el veneno haya sido rociado en el ambiente y estimó que los perros “fueron intoxicados por el agua o por bolos alimenticios” aunque los más seguros sería lo segundo “ya que agua hay en todas las cunetas. Lo que contamina es el vómito del perro moribundo cuyo contenido puede ser tóxico”. Por tal motivo sugirió a Obras Públicas “echar agua con un regador en las cunetas y en los lugares donde aparecieron los perros muertos para diluir y disminuir los riesgos”.

“Un asesino”
En tanto la proteccionista Anahí Dusso, vecina del barrio San Lorenzo, relató que “una chica sacó a su perrita a las 5 de la mañana y es una de las desaparecidas por eso creemos que es una de las primeras envenenadas. A la 6 de la mañana un hombre salió a la vereda de su casa y vio que una vecina saca sus perros a hacer pis y estos empezaron a largar espuma por la boca y otros habían muerto ya. Hubo uno que empezó a vomitar sangre, y la mayoría fue con la misma sintomatología: vómito, diarrea y caían muertos con convulsiones”.
Dusso desestimó las opiniones sobre el posible envenenamiento producido por los agroquímicos que se utilizarían en un campo de soja lindante al barrio puesto “que los perros del borde, que viven frente al campo están bien, los envenados fueron en la cuadra anterior”. Al respecto Colle expresó su creencia que el veneno “fue puesto en la comida, encontramos algunos restos, que se llevó el doctor Ramallo y los perros vomitaban comida, así que fue algo bien dirigido hacia la población canina. Fue obra de un asesino en definitiva, mate lo mate, está asesinando. Alguien que atenta así contra la vida en cualquier momento lo puede hacer contra un vecino o cualquier persona”.

7 comentarios:

  1. Que averiguen quien fue y yo misma le doy una buena dosis de ese veneno, maldito sea el y su puta casta

    ResponderEliminar
  2. POR ESO DETESTO QUE LES ECHEN COMIDA A MIS PERRITOS AHI GENTE CON BUENA INTENCION, PERO LUEGO YA NO SE SABE QUIEN LO HACE POR BIEN O POR MAL!

    ResponderEliminar
  3. Donde ocurrió esto?

    ResponderEliminar
  4. que ignorante es la persona que hizo eso, en mi cominudad alguna ves una persona enveneno animales y despues de ver lo que habia causado lo nego y nego, pero claro, se tenian pruebas contundentes y causo repudio social.

    ResponderEliminar
  5. Esto es en Villa Constitución, Santa Fe

    ResponderEliminar
  6. Dijeron en una radio de la ciudad que les informó a ellos zoolandia que el día Martes 10 aparecieron dos perros más envenenados en la ciudad en el barrio de la uom, que se suman esos casos a los más de 20 perros que murieron envenenados el día 5 en los barrios san lorenzo, santa mónica, malugani, fonavi y el de la uom. ¿hasta cuándo van a morir seres inocentes por culpa de unas mentes desalmadas que los asesinan?.

    ResponderEliminar