lunes, 31 de mayo de 2010

Homenaje a las maestras jardineras

Comparto con Uds. la nota especial que escribí para DIARIO EL SUR con motivo de celebrarse el 28 de Mayo Día de los Jardines de Infantes y de la Maestra Jardinera

 Rosarito Vera y Dora Baer, el amor al servicio de la educación

Maestras jardineras, un sueño de blancos delantales

En una nueva celebración de Día de los Jardines de Infantes y de la Maestra Jardinera, analizamos junto a una de ellas, Graciela Pérez, la importancia de esta profesión. Los nombres de Rosario Vera Peñaloza y nuestra Dora Baer surgen indisolublemente ligados a esta fecha.

“Ser maestra jardinera es ser una persona que tiene una vocación muy grande, de servicio y afecto para con los chicos del nivel, de 45 a días a 5 años”. Así explica lo que representa ser una docente inicial –y a la vez se define a si misma-, Graciela “Gachi” Pérez. La elegimos a ella para hablar de esta profesión al celebrarse el “Día de los Jardines de Infantes y de la Maestra Jardinera” (28 de Mayo) porque no solo aquilata una sólida trayectoria en este ámbito sino porque fue una de la iniciadoras de la ya desaparecida ADENiCo (Asociación De Educadoras del Nivel Inicial Constitución). Una experiencia valiosa que dejó una huella imborrable.

En principio es necesario recordar que la fecha instituida para celebrar el Día de la Maestra Jardinera es el de la muerte de Rosario Vera Peñaloza, considerada “Maestra de la Patria” y quien fundó el primer jardín de infantes de la Argentina (ver recuadro). Murió el 28 de Mayo de 1950. Pero Villa Constitución también aportó su personaje para la historia de la docencia en este nivel: Dora Baer. Tanto es así que “Gachi” Pérez es una de las impulsoras para que se imponga su nombre al Jardín Nucleado de barrio Sagrado Corazón.

Dora Baer
Mientras se espera que ese jardín de infantes pueda llevar su nombre existe en la ciudad una plaza que fue bautizada en su memoria, sita en Bolívar y 25 de Mayo (Bº Congreve) (ver recuadro). ¿Quién fue Dora Baer para ser merecedora de tales honores?. Vamos a citar a Santiago Lischetti, (en su libro “Radiografía de Villa Constitución en tres placas”). “En 1909 es requerida como maestra por la directora de la escuela Sarmiento de "Talleres" Sra. Anita D. de Ortíz, ofrecimiento que acepta luego de vencida su dubitación por no contar con título habilitante, sino sólo con 6o grado, hecho común ya que nuestra Escuela Normal llegó en 1916. Entra entonces a ejercer como "ayudanta" con 65 pesos de sueldo mensual. Pasa más tarde a la escuela Belgrano donde, en 1926, cofunda, organiza y dirige entre nosotros el primer Jardín de Infantes de Villa Constitución y según su decir, de toda la provincia— junto a la Srta. Brígida Ciola”.

Un mito desterrado
Desde aquellos tiempos hasta ahora la labor de la maestra jardinera fue evolucionando. Gachi lleva 30 años como tal y recuerda que cuando comenzó “no teníamos contenidos y nosotras teníamos que elaborarlos. Desde hace algunos años eso cambió tenemos contenidos propios y la curricula”. Asimismo debieron terminar con el mito que las jardineras no eran otra cosa que niñeras. “En realidad está en el imaginario colectivo que los chicos más chiquitos van al jardín a jugar. Es cierto, pero nosotros tomamos el juego como una estrategia pedagógica para enseñar”.

Cuando se le pregunta por ADENiCo, suspira y deja que los recuerdos la embarguen. Dice que “fue muy importante desde allí reuníamos a todas las maestras jardineras y era un espacio muy importante para intercambiar experiencias, para el perfeccionamiento, para la capacitación. Realmente fue un espacio muy valioso que, lamentablemente ya no lo tenemos. Existió durante unos diez años”. Agrega que “en todos lo jardines y preescolares de Villa están las docentes que conformamos la ADENiCo y está latente el poder recuperarla porque fue un tiempo muy bueno, donde aprendimos mucho y fue una linda construcción”.


YO ELIJO

Aprovechamos la experiencia de Graciela Pérez para solicitarle algunas recomendaciones. Por  eso le preguntamos qué canciones, cuentos y juegos elije a la hora de jugar con los chicos.

Canciones
“Me encantan las de María Elena Walsh. “Pero como los chicos aprenden muchas por la televisión tenemos que ir actualizándonos y entonces hay que hacer un popurrí de todas las épocas”
Cuentos
“Me gustan los tradicionales, creo que hacen que la fantasía de los chicos vuele y es justamente la edad de la fantasía donde los chicos inventan todos los días cosas nuevas”.
Juegos
Estamos tratando de revalorizar los que se jugaban antes y que ahora, por la transmisión de abuelos y padres, se pueden seguir jugando. Pero en si, las dramatizaciones, el taller de la mamá, hacen que los chicos puedan interpretar roles de acuerdo a lo que ven en su lugar. Y a ellos le gusta mucho.


Rosarito Vera, maestra
Rosario Vera Peñaloza nació el 25 de diciembre de 1873 en el pueblo de Atiles, departamento Rivadavia, La Rioja. Dedicó su vida a la enseñanza. Fundó el primer jardín de infantes argentino. El Consejo Nacional de Educación le encargó la formación del Primer Museo Argentino para la Escuela Primaria, hoy Complejo Museológico del Instituto Félix Bernasconi. Luego de una admirable trayectoria, llegó a Inspectora de Enseñanza Secundaria, Normal y Especial. Falleció el 28 de mayo de 1950. Esa es la fecha que se toma, precisamente, para conmemorar, en su honor, el "Día de la Maestra Jardinera" y el "Día de los Jardines de Infantes". Fuente: www.me.gov.ar/
Félix Luna le dedicó una zamba llamada “Rosarito Vera, maestra”, con música de Ariel Ramírez: “Con manos sucias de tiza / siembras semillas de letras / y crecen abecedarios / pacientemente maestra”, dice en una estrofa. Y en otra: “Yo sé los sueños que sueñas / Rosarito Vera, tu vocación / pide una ronda de blancos delantales / frente al misterio del pizarrón”.

PLAZA DORITA BAER
Bautizada como Dora Baer, en homenaje a esta inolvidable educadora de nuestra ciudad, la plaza de Bolívar y 25 de Mayo espera un mejor trato para la memoria de esa vecina que nació y vivió a dos cuadras de allí (Independencia entre French y Berutti). Juegos rotos  y un monolito del cual fue sustraída la placa que recordaba a la docente ofrecen un triste panorama que evidencia claramente nuestro escaso reconocimiento a quienes fueron un ejemplo de servicio a la comunidad.

1 comentario:

  1. Una maestra ejemplar que hizo soñar a muchos alumnos desde los primeros años escolares y hasta sus alumnas docentes es INES DE PUSTERLA, un ejemplo a la hora de enseñar y aprender mi más cálido saludo y admiración

    ResponderEliminar