lunes, 12 de julio de 2010

OSCURIDAD

De vez en cuando la bronca y la impotencia de la realidad que nos rodea, sumado a las actitudes omnipotentes de nuestros gobernantes hacen que escriba textos como este


Oscuridad

Desgrano mi alma
sobre las rocas
de este desierto hostil.
Recojo mis manos callosas
agobiadas por el esteril
esfuerzo de no decaer.
Sumo día tras día
la angustia de seguir, 
a sabiendas ya 
que no es avance,
sino sólo durar.
Me ahogan la sangre,
la mentira y la miseria,
que se esparcen,
cubriendo de agobio
las calles, que harto,
ya no quiero caminar.
Aquí hubo alguna vez un país,
lo deboraron las tinieblas
y hoy es imperio de la oscuridad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario