miércoles, 15 de septiembre de 2010

Paraná Metal: los trabajadores se hicieron oír en la autopista

“Les pido a todos los trabajadores de Paraná Metal que no bajen los brazos, hace 15 días que estamos en la autopista, mojados, con frío, con sol, pero vamos a seguir adelante. No bajen los brazos, por sus hijos, por los nuestros, por el futuro de sus hijos no bajen los brazos”. Así se expresó Matilde Godoy, esposa de un trabajador en el acto realizado en el corte de autopista que desde hace dos semanas llevan adelanta los obreros de la autopartista de Villa Constitución.

Enmarcado en la jornada nacional de movilización en apoyo a los trabajadores de Paraná Metal, el corte de autopista, en el acceso a Villa Constitución, fue el escenario elegido para reivindicar esta lucha. Hasta allí llegaron representantes de gremios de toda la región, enrolados tanto en CTA como en CGT, fuerzas vivas de la ciudad donde se asienta la planta fabril, estudiantes de todos los niveles, organizaciones sociales y políticas. Todas ellas brindaron un marco de respaldo y contención a los metalúrgicos villenses.

“No somos piqueteros”
Entre las figuras nacionales se contaron Pablo Micheli y Ricardo Peidró, secretario adjunto y de derechos humanos de la CTA los que se ubicaron en palco junto a numerosos representantes de todos los sectores. También estuvo presente José montes, del Astillero Río Santiago. Tras las palabras de Matilde, un estudiante secundario subió al escenario y pidió al público que “luchen compañeros, pónganse la camiseta de Paraná Metal y verán que juntos podemos ganar. Luchemos hasta el final. No se rindan”.

Posteriormente Fabio Bellini, comisión interna de Paraná Metal, agradeció a todos los que acompañan a los trabajadores en su lucha y luego dejó “un mensaje a este gobierno: Nosotros no somos piqueteros, simplemente queremos trabajo”. Luego le dedicó un párrafo a sus compañeros pidiéndoles: “sigamos unidos que todos juntos vamos a ganar. Con la unidad de todos vamos a salir adelante”.

“Una fuerte decisión política
Acto seguido tomó la palabra otro comisión interna, Claudio Rivas para manifestar que “esta lucha va a ser larga, mañana no va a llamar Cristina (Fernández de Kirchner) y va a decir: váyanse a su casa que está todo arreglado”. Asimismo reiteró el reclamo de una política que defienda a las autopartistas nacionales: “No puede ser que el 95 por ciento de nuestra producción haya sido para exportación. Hoy Brasil nos cierra las puertas y tenemos que estar en la situación que estamos. Tiene que haber una fuerte decisión política del estado nacional ya que toda la producción que se puede hacer está acá a la vuelta, a 50 km (por la General Motors), está en Córdoba (Renault) y está en Pacheco (Ford)”.



“Sabemos muy bien contra quién peleamos”
En tanto el secretario adjunto de la UOM villense, Juan Actis (histórico dirigente del Villazo) se mostró conmovido por el acto y durante su encendido discurso señaló que cuando se le preguntó en el Secretariado Nacional del sindicato contra quién peleaban les expresó que “los metalúrgicos de Villa Constitución sabemos muy bien contra quién peleamos. Peleamos para que en Villa Constitución no haya más una Cilsa, no haya más una planta impregnadora de durmientes (ambas cerradas en los 90), no haya más un ramal de ferrocarril cerrado”.

También Actis recalcó la importancia de la unidad al decir que “los trabajadores no debemos estar divididos, fundamentalmente cuando peleamos por nuestros derechos. Sin unidad no hay triunfo posible. Con unidad podemos llegar muy lejos compañeros”.

“Es posible la victoria”
El encargado de cerrar el acto fue Pablo Micheli quién también hizo hincapié en la unidad y tuvo un mensaje conciliador con los otros candidatos a dirigir la CTA en las próximas elecciones. Al comienzo de su discurso destacó su orgullo por “compartir esta tribuna y la lucha con dirigentes con los cuales me miré como en un espejo para aprender a estar al lado de los trabajadores, como es el caso de Alberto Piccinini, de Juan Actis. Como es el ejemplo del Villazo y de la historia que escribieron tantos luchadores de la patria”.

Micheli recordó que, más allá de la campaña electoral, estuvo presente en las anteriores movilizaciones de los metalúrgicos villenses en defensa de los puestos de trabajo Paraná Metal. Pese a ello enfatizó que todos los sectores de la CTA apoyan activamente la lucha de los obreros y expresó su deseo que “ojalá la UOM nacional y la CGT se pongan de pié y decidan un paro nacional”.

“Yo les puedo asegurar que es posible la victoria”, prosiguió. “Es posible la victoria, porque acaban de ganar la lucha después e más de 20 días los compañeros de Luz y Fuerza Mar del Plata con todo el sindicato nacional y la empresa en contra. Si acaban de torcerles el brazo y ganar la lucha por qué no va a ser posible ésta”. Finalmente agregó que “el 23 de septiembre, después de las elecciones (de CTA) gane quién gane, les aseguro que si no hay solución a este problema vamos a estar convocando a un nuevo paro nacional con movilización a la Plaza de Mayo”.




1 comentario:

  1. Ese Asplanato que se hace el agitador el puto, se hace el cojudito y pega de atras, como todos los asplanatos q son de tu sangre no servis para nada, sabes el palizon q te vamos a pegar puto.

    ResponderEliminar