miércoles, 15 de junio de 2011

Un sábado a puro arte en Villa Constitución

Pintura, escultura y grabado en la municipalidad

Por amor al arte tres artistas montaron 
una exposición de notable calidad 


Desde el sábado se exhiben en el salón de actos del palacio municipal las obras de Danite Zakevicius, Malena Bertolotto y Carina Aubert. Tres generaciones unidas por una sola pasión: la expresión a través de las artes plásticas.

El sábado 11 de junio por la tarde quedó inaugurada la muestra “3 por amor al arte” que las plásticas villenses, Danite Zakevicius, Malena Bertolotto y Carina Aubert montaron el salón de actos “Gral. José de San Martín2, del palacio municipal. Una notable concurrencia de público brindó el marco ideal para esta exposición que reúne poco más de 30 obras de pintura, grabado y escultura. Esta permanecerá abierta hasta el próximo fin de semana y se puede visitar en el horario de atención al público de la municipalidad, en tanto sábado y domingo se podrá acceder por la tarde. 

“Estamos muy contentas porque la gente respondió y por los buenos comentarios”, expresó Aubert, y agregó que “la idea fue de Malena, habló conmigo y de ahí surgió la propuesta de sumar a Danite y así la fuimos armando”, destacó. “Somos tres generaciones con amor al arte”, señaló Bertolotto quien manifestó su satisfacción por el logro de aunar las tres historias en un solo espacio a la vez que resaltó su admiración por la obra de Danite “que es una grande de Villa Constitución” y también señaló que hace tiempo viene observando “las esculturas de Carina y me gustan mucho”. 
Uno de los puntos que remarcaron fue la importancia de “haber generado un espacio que muchos artistas vienen reclamando” y en ese sentido pretenden mantenerlo y potenciarlo sumando nuevas propuestas. “Sigo insistiendo que hay volver a lo que era cultura en la época de Luis Capriotti, como la gente iba masivamente a ver muestras de pinturas que había todos los meses, era permanente. Yo recuerdo de hacer dos muestras anuales, creo que la gente de Villa está ávida de tener un espacio donde ver una muestra de pintura, una obra de teatro”, puntualizó Bertolotto. 

Aubert coincidió en que “se ganó un nuevo espacio” y convocó a sus colegas a apuntalar este esfuerzo y que se sumen para mantenerlo. En ese sentido es dable mencionar que entre el numeroso público del sábado se encontraban artistas plásticos que expresaron su satisfacción por la muestra y elogiaron a las organizadoras, entre ellos Fernando Ríos, Susana Monti, Patricia Salviría, Fabián Villani, María José Argañaraz y Cristina Espasandín. En cuanto a la exposición cabe señalar que tanto Bertolotto y Zakevicius exponen pinturas, mientras que Aubert hace lo propio con grabado y esculturas.



Excepcional velada musical en el auditorio de la UOM


Organizada por el Centro de Jubilados Provinciales

Músicos locales y un invitado especial de Máximo Paz, ofrecieron un espectáculo musical de jerarquía. El objetivo era recaudar fondos para la construcción de consultorios médicos. Un numeroso público disfruto de tango, folclore y boleros dentro de un programa ajustado y bien armado.


El segundo festival musical organizado por el Centro de jubilados y Pensionados Provinciales constituyó el sábado en un espectáculo de alto nivel que disfrutaron alrededor de 200 personas. El objetivo principal de la convocatoria fue el de recaudar fondos para la construcción de dos consultorios y a la vez ofrecer a los artistas locales la posibilidad de mostrarse ante su público. Así se montó sobre el escenario del auditorio de la UOM una propuesta sólida, amena y ágil que respondió con  creces a las expectativas del público y de los organizadores.

La apertura del espectáculo estuvo a cargo del presidente de la entidad organizadora, Carlos Montini quien agradeció “al público, a la UOM, a los comerciantes que auspiciaron el programa, a los intérpretes excelentes de nuestra ciudad” porque todos colaboraron “en beneficio de nuestro anhelo, de nuestra ganas de terminar una obra muy importante como son los dos consultorios”. Acto seguido el directivo presentó al maestro de ceremonias, el locutor nacional Víctor Hugo Dimaria, quien a partir de entonces condujo con sobriedad y solvencia el resto de la velada.

Así se sucedieron las actuaciones de Javier Noseda y Cacho Méndez, en la primera parte. Ambos recrearon con la capacidad que se les reconoce algunos de los tangos más destacados del cancionero popular pero le agregaron obras de otras vertientes como de la música melódica en el caso del primero y boleros el segundo. Entre ellos se presentó la pareja de tango danza compuesta por Desiré Trigiani y Lisandro Crocco, quienes volvieron a presentarse en la segunda parte, siempre luciendo una destacable plasticidad y elegancia.

Corte y continuidad
La segunda parte se abrió con la actuación del ascendente grupo vocal Amutui Quimei, el que no puedo contar con una de sus voces, Dorita Caminos, por estar operada de las cuerdas vocales, pero pese a ello logró conmover al público con su repertorio folclórico y sus arreglos particulares. Luego fue el turno de Mariela Bongi, que con una fuerza interpretativa que crece en cada actuación y un excepcional dominio del escenario emocionó y llevó a que se le aplaudiera de pié, en especial tras su versión de No llores por mi Argentina.


El broche de oro corrió por cuenta del paceño Roberto Beliera, que renovó su idilio con el público villense, nacido cuando en la década del 80 ganó el Pre Cosquín aquí para después consagrarse revelación del festival mayor. Desde entonces pese a varios discos y numerosas giras por el país y el exterior, siempre retorna con placer a nuestra ciudad. En  esa oportunidad solo acompañado por un guitarrista y su propia guitarra, algo inusual para lo que nos tenía acostumbrado. Su repertorio fue de temas netamente folclóricos y de corte absolutamente tradicional. En resumen un gran espectáculo que abre las puertas para nuevas ediciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario