viernes, 3 de febrero de 2012

Gesto de los metalúrgicos para la reapertura de Paraná Metal

 Trabajadores priorizaron el arranque de la planta sobre lo salarial
Importante avance para la reapertura de Paraná Metal
El 85 por ciento de los obreros de la autopartista aceptaron una reestructuración salarial que implica una reducción del 40 por ciento de sus sueldos con la expectativa puesta en una rápida reapertura de la planta. La intención es discutir las condiciones laborales y salariales con la fábrica en marcha. Por el momento no se fijó una fecha para el inicio de la producción pero se estima que sería a mediados de año. Antes la empresa realizará tareas de mantenimiento e inversión.

En una asamblea realizada el martes en el auditorio de la UOM villense 134 trabajadores de Paraná Metal, de un total de 155, aceptaron una controvertida propuesta de la patronal para así posibilitar el arranque de autopartista. Esta actitud fue calificada por el gremio metalúrgico como “un gesto de buena voluntad” de parte de los obreros y la organización con el objeto de mantener la fuente laboral. De todas maneras todavía la empresa no fijó una fecha para su reapertura aunque se estima que para mediados de año podría estar produciendo nuevamente, una vez que se termine con las tareas de mantenimiento y reinversión.

Del total de trabajadores propios que quedaron vinculados a Paraná Metal la concurrencia rondó el 85 por ciento, de los 134 presentes solo 2 votaron por la negativa. En la asamblea “debatimos todos los puntos que teníamos que tratar, el tema salarial, la cuestión laboral; quedaron muchas incertidumbres porque hay muchas respuestas que todavía la empresa no nos dio”, explicó Leandro Del Greco, Secretario Administrativo de la UOM junto dos integrantes de la comisión interna de la autopartista, Fabio Bellini y Alberto Churichi.

El principal tema de debate pasó por lo salarial porque la estructura planteada por la patronal “es muy dura, muy complicada” ya que implica “una lisa reducción salaria del orden del 40 al 50 por ciento”. En principio se produce “el cambio de rama, de la 4 que es Automotor a la 13 que es Fundición con lo que ahí ya hay un 20 por ciento de reducción salarial y luego elimina el adicional empresa y el adicional personal”. Estos cambios hacen una perdida promedio del 40 por ciento del salario. “Hay compañeros que pierden 600 pesos de un sueldo de 3.500 y otros que pierden 4 mil de un sueldo de 8 mil” aunque “se mantiene la antigüedad y el adicional por exposición”.

“Más allá de no estar de acuerdo, los compañeros y todos los estamentos de la organización, priorizamos el arranque de la planta, después las discusiones se darán más adelante. Hicimos una junta de delegados previa donde comunicamos esto y todos los delegados, comisión interna y comisión directiva coincidimos en que teníamos que priorizar el arranque de la planta y ver cómo en el futuro se va recomponiendo el salario de los trabajadores, pero con una fábrica en marcha, en producción, desarrollándose”, puntualizó Del Greco. Si bien tras el corte de ruta del 2010 la UOM había pactado con la empresa conservar la mayor parte de la antigua estructural salarial con el correr del tiempo ese acuerdo se fue diluyendo.

“Esto o nada”
Ahora “la empresa planteó es esto o nada y los trabajadores el martes tuvimos que decir arranquemos, veamos cómo podemos funcionar, que la fabrica trabaje y después ver cómo recomponemos el salario; al margen de las otras cuestiones que está planteando la empresa como la polivalencia, la polifuncionalidad de los compañeros dentro de la planta, que son cosas que vamos a tener que ir desarrollando juntos porque la planta nunca trabajó así”. Esta postura se basó también en que “hay señales de arranque: la resolución del concurso, la reconexión de la luz, el pago de la primera cuota del concurso que se hizo, a los que le debían menos de 30 mil pesos le pagaron en diciembre”.
De todas maneras desde la UOM “planteamos que vamos a hacer mucho hincapié en lo que es la seguridad, el medio ambiente y el medio donde se desarrolla el compañero, porque la planta o la máquina puede estar adecuada para hacer cierta cantidad de producción, mantener cierto ritmo pero el cuerpo del compañero quizá no. Vamos a poner mucho énfasis en la salud y el cuerpo del trabajador”. Cabe acotar que “la empresa llamó a trabajadores para hacerse la revisación médica en estos últimos meses entraron, aparte de la guardia imprescindible, tres o cuatro compañero, sujetos a la aprobación final”.

Contratistas
Otro tema impreciso es la situación de las empresas contratistas ya que Paraná Metal se comprometió en su momento a pagar el 50 por ciento de de esos trabajadores y todavía no hay una fecha asegurada para su cobro y tampoco está claro su futuro. “No sería como antes, que había contratistas permanentes sino que la idea es que cuando están las tareas llamar a empresa y trabajadores contratistas y cuando se termine la tarea volverían a salir”. Ante ello el gremio solicitó que se ocupe a los mismos trabajadores que hacían esas labores y de necesitarse una mayor cantidad convocar a los propios que estén despedidos”, en especial en los próximos meses donde la empresa planea ejecutar la etapa de mantenimiento e inversión.

Subsidio
Otro tema que preocupa es la continuidad del subsidio de 1900 pesos que percibe cada obrero de parte del ministerio de Trabajo de la Nación aunque es distinta la situación de los despedidos, de los propios y los contratistas. “Nosotros consideramos que hasta el momento los propios que quedaron y los contratistas se encuentran en el mismo marco de situación: no fueron indemnizados, no tienen trabajo y lo único que cobran es el subsidio”. En tanto  con los despedidos que cobraron la indemnización “el Ministerio planteó en algún momento cortar, nosotros dijimos que necesitaba socialmente que el estado siga acompañando por un  tiempo”

“La idea es que el subsidio vaya desapareciendo en forma progresiva, va a ir decayendo en su importe durante los próximo 5 meses, alrededor de 300 pesos por mes y luego del último, que sería el de mayo que se cobra en junio, arrancar con el fondo de desempleo, pero son cosas que tenemos que ultimar con el ministerio. Por el momento los compañeros cobraron el subsidio de diciembre el 27 de enero y el de enero lo estarían  cobrando entre el 22 y el 24 de febrero”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario