martes, 28 de junio de 2016

Sonidos de Pampa y Río

El 24 de mayo presentamos en la Sala San Martín de Villa Constitución un espectáculo que llamamos "Sonidos de Pampa y Río". Esta propuesta tuvo un antecedente inmediato el 13 de febrero, en la víspera del aniversario fundacional de nuestra ciudad, cuando la cantante Betiana Cahrny reunió un grupo de artistas folclóricos para ofrecer una muestra conjunta de su arte, cantando entre todos al pago chico.
En esa oportunidad Betiana me invitó a participar con la lectura de un par de mis poesías.
A partir de allí comenzamos a pensar un espectáculo más integral y compacto, donde con poesías y relatos fuera hilvanando cada número musical.
Dado que Betiana viaja constantemente, cantando en diversos escenarios del país, las nuevas tecnologías, en especial el WhatsApp sirvió para armar esta propuesta artística que finalmente se llamó Sonidos de Pampa y Río.
El nombre obedece a que en nuestra zona se dan la mano el litoral del Paraná y la pampa gringa. En pocos kilómetros pasamos de uno a otro.
Me sirvió para hilvanar el espectáculo mi propia historia, la de mi abuelo paterno, un indio gigante que bajó de Corrientes por el río, llamado Toribio Gómez y mi abuelo materno, un gringo que llegó del campo a la ciudad, Roberto Bava. Es decir, yo también debo mi existencia al río y a la pampa, como nuestra particular manera de interpretar la música.
Quizá por ello, no dudo en afirmarlo, Villa Constitución es la ciudad que mayor cantidad de artistas posee en proporción a su población.
Por ello, creamos este espectáculo que nos brindó una noche plena de satisfacciones y que esperamos repetir.
Reproduzco a continuación la nota de Diario EL SUR sobre la presentación y le agrego algunas de las maravillosas fotografías de Fernanda Del Carlo, cuyas fotos esa noche conformaron la escenografía que vistió el escenario, pero que además se encargó de registrar todo lo que sucedió en la mágica velada. Al final de la entrada encontrarán también las poesías mias que elegí para esa ocasión.



Noche con sonidos de Pampa y Río

Músicos locales se unieron para brindar un espectáculo de alto nivel basado en poesías y composiciones propias, inspiradas en Villa Constitución, sus paisajes y personajes. Fue una puesta en escena sin fisuras y con un hilo conductor: nuestra identidad. 
  
Sonidos de Pampa y Río, la propuesta musical que un grupo de artistas villenses presentó en el escenario de la Sala San Martín, superó todas las expectativas, tanto por la calidad del espectáculo amalgamado entre todos como por la participación del público. Fue la víspera de la fecha patria y a la vez una indagatoria sobre nuestra identidad local, que buscó responder con temas propios de casa músico, la pregunta: ¿Quiénes somos los villenses?.  La multiplicidad de voces nos dio un panorama de cómo y dónde buscar esa respuesta.

“Cómo explicar y encontrar las palabras para agradecer tanta sincronía puesta sobre un mismo escenario. Qué felicidad me invade al despertarme luego de haber vivido una velada maravillosa, llena de nuestra música, nuestra danza, nuestros paisajes, nuestras historias, en las voces de nuestra gente”, expresó al día siguiente Betiana Charny, alma mater y principal impulsora de este proyecto que busca extenderse en el tiempo. “Que sigan y se repliquen los Sonidos de Pampa y Río”, manifestó exultante.

En su Facebook Betiana fue mencionando a cada artista.  “Carlos López, Federico Gasanea, capos totales mil gracias por tantas horas invisibles de laburo; gracias Diego Ghiselli y toda la gente que trabaja en la Sala San Martin por sostener un espacio tan necesario para la ciudad y la cultura. Gracias a los chicos del Ballet Arte Pampa todos y en especial a Eri Acosta y Pedro Taborda que engalanaron el escenario con sus colores y movimientos”.

“Gracias a cada uno de los músicos que pusieron su obra y sus voces para que esto suceda: Golpe a Tierra (Lucas Chino Blanco, Davito Reynoso), Oscar Simiani, Marcelo roba y Grillo Arias, Dúo Menos Dos (Fernando Elia, Néstor Marinozzi), Marcos Llopart, Cristian Facha Soloaga, Yanapay (Soledad Acevedo, Beto Rondal, Cacho Meneghini),  Grupo La Tonada (Sergio Colazo, Mauro Córdoba, Pedro Lezcano, Carlos Juárez); Sebastián Graf y todos sus músicos. Gracias”, enumeró Betiana.


“Hubo debajo de todo eso -prosiguió la cantante-, horas, días, meses de trabajo que se fueron entretejiendo y por eso quiero agradecer muy especialmente a Ariel Fabián Gómez (que además hilvanó la noche de manera magistral), Fernanda del Carlo (que vistió con su mágica mirada el cuerpo energético de este encuentro) y a mis dos compañeros incondicionales José Ignacio Gasanea y Juanjo Inocenti por sostener y gestar desde el inicio este proyecto que salió maravillosamente por el amor que ustedes han brindado”.


Poemario

 Juntos

Alta,
la barranca umbría
te mira serena,
casi nostálgica.

Años
de soledades
la unieron a tu cauce
que, marrón y manso,
le acaricia los pies.

Rio,
en tu antiguo andar ,
la encontraste amante, compañera,
tan alta como cercana,
los años se harán siglos, 
pero allí seguirán,
juntos,
fundidos en el barro elemental
barranca y río,
vida y libertad.



Camino del río

Camino del río
cruzaron tus sueños
y se te dio un título
con olor a litoral:
Puerto de las Piedras,
tu nombre primigenio.

Pero nació en el tiempo
la ambición inevitable,
el denso humo de las fábricas
nos distrajo del pasado
y adquirimos un tosco
perfil de gris acero.

Crecimos de golpe,
apurados,
olvidando que nuestros pies
seguían en el barro elemental
mojados por las aguas marrones.

Y así,
parados de espaldas al origen
fundimos culturas
al volcánico calor de los hornos
para convertirnos
en los híbridos habitantes
de una ciudad de cuatro turnos.

Hoy
camino del río
viajan los fabriles excrementos
junto a desechos humanos,
y en esa polución cloacal
nos suicidamos en el triple asesinato
de la identidad,
el río,
y el futuro.

Camino del río,
junto a tanta muerte,
se nos escapa la vida.


Ciudad sin alas

Te despertás, a veces,
encandilada por un sol rojizo
que viene desde el Este
a disipar los vapores plomizos
de tu tedio nocturnal.

El sol sube desde el río,
desbarrancando matices,
como buscando el perfil frío
de tus calles grises
opacadas por tu apatía invernal.

Camino entre tus brumas
ciudad que a tus alas
pluma por pluma,
a machetazo y balas
arrancaron un marzo brutal.

Así sos, así creciste,
vapuleada y triste
ansia de ciudad en todos
alma de pueblo en cada recodo,
historia inconclusa que busca final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario